Infiltrados

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Infiltrados

Mensaje  Enyel el Dom Mayo 30, 2010 7:30 pm

Había pasado el resto del día adquiriendo la indumentaria necesaria para mi disfraz, además de procurándome una identidad falsa que correspondiese con la nueva chica que iba a entrar a trabajar en aquel local esa misma noche. Ya por la tarde, en mi suite, me dirigí a mi habitación y comencé con la “transformación”, no con demasiado buen humor, para ser sinceros. Daba la impresión de que sería capaz de llegar a morder si se me acercaba cualquier cosa lo suficiente.

Pasaron un par de horas antes de que terminase de arreglarme para la larga noche que me tocaba pasar. Observé mi imagen frente a un largo espejo con aire crítico y fruncí el ceño, ladeando la cabeza ligeramente hacía un lado. Aquella imagen no concordaba en absoluto conmigo, pero... si con la de una chica que se dedicaba al mundo de la noche... y eso era lo importante, supongo.

Llevaba un ceñido top negro que permitía ver mas de lo que me hubiese gustado, dejando al descubierto la mayor parte de mi abdomen. Una minifalda de cuadritos corta, excesivamente corta, dejaba visibles mis largas piernas, las cuales normalmente se encontraban ocultas bajo unos vaqueros desgastados. Unos collares con forma de cadenas colgaban de mi cuello, otorgándome un aspecto un tanto de “chica mala”. Mi rostro se encontraba cubierto por varias capas de maquillaje. Una espesa sombra de ojos oscura, unos labios de un rojeado llamativo, coloretes, polvos,... Llevaba el pelo suelto y no me había desprendido del pendiente de la nariz... eso jamás. Unos botines de tacón de aguja, desafiantemente altos, completaban el conjunto.

Suspiré como unas diez veces antes de alejarme del espejo. Hasta entonces no se me había ocurrido pero tenía un gran problema encima. ¿Dónde diablos se suponía que iba a esconder las armas? Si apenas tenía ropa para tapar el cuerpo... Solté una maldición con resignación... me tocaba ir sin mis pistolas. Sencillamente genial. Solo podía permitirme llevar el brazalete, única arma válida para atacar a un sobrenatural.

- Esto no puede salir bien... - murmuré dando vueltas por la habitación como un tiovivo. Aunque, no pensaba echarme atrás. Ese tipo iba a dejar de existir... o sería yo la que moriría en el intento.

Lo que más me iba a costar, sin ninguna duda, era la parte interpretativa de mi papel. Fingir ser una chica... humm... fácil, y permitir que se me acercasen con sus, seguramente, sucias intenciones. Solo de pensarlo ardía en deseos de destrozar y reducir a trocitos todo cuanto se encontrase a mi alcance, y ese deseo precisamente era el que tenía que intentar reprimir y no dejar escapar al exterior. ¡Argh!, le propicié una patada a un mueble para descargar tensiones, sin embargo, lo que conseguí fue que me doliese levemente el pie. En cuanto a la tensión que me invadía, seguía al mismo nivel que antes del maltrato al mueble.

Con unos rápidos movimientos de los dedos, extraje la afilada hoja que escondía el brazalete de mi muñeca. La observé durante unos breves minutos, cerciorándome de que estuviese en perfecto estado. Era la única arma con al que contaba para protegerme y tenía toda la intención de usarla. La volví a ocultar y eché un último vistazo a mi imagen en el espejo. “Enyel... lamentablemente das el pego...” pensé dibujando una tétrica sonrisa.

Tapé mi indumentaria con un abrigo largo, no era cuestión de pasearme por las calles así vestida, y abrí la puerta de mi suite en dirección al local... pronto comenzaría el “espectáculo”.

Rol Off: Indumentaria de "trabajo" xD
Spoiler:
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Dom Mayo 30, 2010 8:27 pm

La vigilancia habia sido aburrida, segun los papeles habia un total de 3 guardias, uno en el exterior y dos en el interior, el del exterior al parecer era aficionado a las pipas y no paraba de comer durante todo su turno, los dos de dentro salian a un intervalo de una hora a despejarse, algunas veces acompañados de alguna chica cariñosa que les aliviaba la tension. seguramente me tendria que deshacer de alguno de los de dentro para poder estar cerca de Enyel.

- Pero.. ¿y si noqueo a uno pero deciden que con el otro es suficiente...?-Me quede mirando como salia uno de los gorilas a la parte trasera seguido de una chica muy solicita que le pagaba su parte de la protección.

Mire las paginas encontrando la dirección de aquellos dos tipos y me dispuse a hechar una cabezadita mientras esperaba que se hiciese de dia.

Cruji los huesos despues de salir de la casa del ultimo de los dos gorilas, las palizas me habian calmado en gran medida, habia dejado a uno en estado de coma y al segundo con la mayor parte de sus huesos rotos y habia sido cuidadoso para que pareciese un asunto de drogas, esperaria un par de horas a que llamasen y despues me presentaria en el puticlub para pedir el trabajo.

-----------------------------------------------------------------

- Me vienes genial, dos de mis gorilas han sufrido un accidente de trafico brutal y no pueden asistir al trabajo en mucho tiempo y tu pareces un hombre fuerte y seguro de ti mismo

Sonrei ante la madam y asenti. - Estese segura de que nadie pondra un dedo encima a sus chicas sin su consentimiento.

- Oh, y ademas considerado, quedan muy pocos hombres como tu querido, normalmente a los nuevos no les dejamos guardar a las chicas pero patrick tiene una obsesion con las malditas pipas y no puede estar sin comerlas asique...-La madam sonrio pasando un dedo por mi pecho.- Por esta vez haremos una excepcion querido... como estas tu olo tendras descanso cada hora y media pero solo de diez minutos, puedes llevarte a una chica pero que sea novata. ahora puedes ir a darte a conocer querido.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Dom Mayo 30, 2010 9:14 pm

Había tomando un taxi. Mi coche resultaba demasiado llamativo y no servía precisamente para pasar desapercibida. Además, supuestamente yo era una chica con una economía mas bien modesta tirando a pobre, no podía aparecer con semejante vehículo.

Llegué al local y detuve mis pasos en la puerta. Observé al tipo que no dejaba de comer pipas cual loro en la entrada y le mostré una sonrisa picara mientras me desprendía de mi abrigo. Éste dejó de comer pipas casi al instante, me examinó de arriba a bajo y me invitó a pasar con un gesto que se podría catalogar de “caballeresco” sino fuese porque le estaba leyendo la mente y de caballeresco tenía mas bien poco. Al menos había descubierto dos cosas, la primera era que mi disfraz era perfecto, y la segunda que él no era el asesino. Accedí al enorme local y después de preguntar por la dueña, mantuve una pequeña charla con ella antes de comenzar a trabajar... Según ella, debía ser atrevida pero amable, dejar que el cliente viese y tocase, y blablabla... la verdad era que no había escuchado ni la mitad de lo que me había dicho. Simplemente asentí a todo y le mostré mi mejor sonrisa de idiota.

Una vez libre, comencé a indagar por el local. Se trataba de un antro oscuro, atestado de gente, iluminado precariamente por unas luces de poca potencia. La música sonaba con fuerza, mezclándose con las risas de los clientes y con el sonido de las jarras al ser dejadas sobre la mesa. Sobre un escenario varias chicas bailaban y contoneaban sus cuerpos pobremente vestidos a ritmo de la música. Un variado grupito de hombres no les quitaban ojo, silbando y pronunciado todo tipo de palabras. Estaba casi segura que de podría acercarme a uno, robarle la cartera, y éste no se daría cuenta en absoluto, aunque yo no fuese sigilosa.

Me alejé de ellos y fui derechita a la barra, necesitaba algo fuerte, cualquier cosa. Me bebí un whisky de un solo trago y estuve tentada de pedirme otro, pero me contuve. Con cierta reticencia, abandoné la barra y comencé a moverme de nuevo por el local. Pero, no di ni tres pasos cuando unas manos ajenas se cerraron alrededor de mi cintura y detuvieron mi avance. Alguien se había pegado a mi espalda como una lapa.

- ¿Donde vas con tantas prisas, preciosa? - me susurró al odio, llegándome un fuerte olor a alcohol...

Sus manos bajaban por mi estómago con rapidez, con todo tipo de malas intenciones, hasta que las detuve con las mías. Las retiré con suavidad pero firmeza y me giré, observando al tipo que, en otras circunstancias, se llevaría el primer puñetazo de la noche. Argh, era una lastima tener que fingir. Le mostré una sonrisa seductora y me acerqué a sus labios, tentándolo pero sin llegar a rozarlos. Mientras hacía esto, mi mente indagaba en el interior de la suya. No era el asesino... por lo que tenía que deshacerme de él. Miré a mi alrededor buscando la mejor forma de librarme cuando vislumbré la solución, que se acercaba a mi posición sin haberme visto aún. Sonreí interiormente, tremendamente aliviada al verlo allí.

- Lo siento encanto… pero llegas tarde... ahora mismo no estoy disponible... tal vez mas tarde - le susurré al tipo que me había sujetado, guiñándole un ojo de manera provocativa, soltando sus manos y separándome de él.

En ese momento le corté el paso a un hombre al cual conocía muy bien y pasé mis brazos por su cuello, rodeándolo con suavidad. Acerqué mi rostro al suyo, para poder susurrarle al oído...

- Cuanto me alegro de verte... Necesito librarme de ese capullo, finge ser mi cliente... - le pedí... a Growin.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Dom Mayo 30, 2010 9:36 pm

Me habia presentado a las chicas y dicho mi nombre, Albeto Gambino tras explicarles lo ocurrido a los dos gorilas y que yo seria su protección estas se mostraron sorprendidas y despues muy contentas con numerosas y sonoras carcajadas y "ya era hora de ver un hombre de verdad por aqui'' la noche empezo bien, mi trabajo consistia en permenacer oculto para no intimidar a la clientela y cuando habia problemas acudir deprisa, apenas tuve que tratas con un par de borrachos que fueron rapidamente expulsados, era una noche tranquila.

Despues de haber tirado a otro borracho me dirigia hacia mi lugar cuando una chica se planto enfrente de mi, llevaba bastante maquillaje y un top que no tapaba mucho ademas de una minifalda que en cuanto se movia dejaba entrever sus verguenzas todo adornado con unas bandas de metal, aquella chica no habai estado en mi presentación asi que seria nueva, croe que ya habia elgido a la chica que me acompañaria fuera. Cuando hablo deje caer un suspiro sorprendido. Era Enyel.

-Cuanto me alegro de verte... Necesito librarme de ese capullo, finge ser mi cliente...

- Tranquila.- le susurre dle mismo modo, me dirigi hacia el tipo que habai estado con ella.- Creo que esta chica no quiere ser molestada,sera mejor que busque otra moza.- El hombre trago y se fue rapidamente a otra parte del local.- Sigueme, mi trabajo tiene algunas ventajas.-

La conduje hacia la madam, me habia dicho que me presentase cuando fuese a tomar mi descanso asi como la chica que me iba a llevar.

- Madam, creoq eu voy a ir fuera con esta chica para preguntarle si le a molestado alguien.- Sin levantar la mirada de su raya de coca la madam me hizo un gesto con la mano. Sonrei y atraje hacia mi a Enyel, sin cortarme coloque una mano rodeandola y le aprisione el culo notando un pequeño sobresalto suyo, mientras sonreia y la llevaba fuera del local. Abri la puerta trasera y solte de mi agarre a Enyel. sin darle tiempo a reaccionar comence a besarla mientras buscaba alrededor algun miron, al no haberlo me separe de ella.

- Y mira que te dije que no te pusieses muy sensual...-Sonrei medianamente.- ¿has encontrado algo o algun sospechoso?
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Lun Mayo 31, 2010 9:50 pm

Gracias a Growin conseguí que ese tipo se olvidase de mi. Me condujo a través de local, hasta llevarme delante de la dueña del mismo. No pude evitar preguntarme que estaría tramando. Hasta que lo oí hablar y no pude evitar abrir ligeramente la boca... claro... en eso no había caído hasta entonces. Sin embargo, un inesperado movimiento por su parte captó exclusivamente mi atención. Su mano se había aferrado a mi trasero...

Desvié mi mirada hacía él, mientras apretaba los puños con fuerza, hasta el punto de clavarme las uñas en la piel. Si las miradas matasen, Growin hubiese caído en ese preciso instante al suelo completamente inerte. Suerte que la dueña del local no me estaba prestando atención sino se hubiese dado perfecta cuenta de mi expresión de pocos amigos. Gracias a una fuerza de voluntad que no se muy bien de donde la había sacado, permanecí con las manos quietas como toda niña buena en lugar de cerrarlas alrededor del cuello de él.

Piensa Enyel, si te lo cargas ahora te quedas sin protección... me dije unas mil veces mientras caminábamos hacía una salida trasera.

Salimos a fuera y pude sentir como me soltaba. Lo que no me imaginé fue lo que vino a continuación. Había abierto la boca para replicarle por su acción de antes, pero él se las arregló para mantenerme bien callada.... Me besó, no dejándome margen si quiera para pensar. Las palabras murieron en mis labios mientras sentía como los suyos jugaban con los míos y me dejaban completamente fuera de juego.

Cuando se separó fue cuando volví en mi. Lo agarré del cuello de la camisa con una mano y lo atraje con brusquedad, posando mi mentón sobre uno de sus hombros. Había dejado libre la hoja de mi brazalete y la deslizaba amenazantemente por su espalda, apretando pero sin llegar a herirle demasiado... Eso si, la camisa estaba quedando para el arrastre. Tuve que recordarme donde nos hallábamos para no dar rienda suelta a mis impulsos y cargarme todo el plan... entre otras cosas.

- Me parece que tú y yo vamos a tener una bonita charla cuando termine todo esto... - le susurré con deliberada lentitud, no dando muy buena espina – en cuanto al asesino, he estado demasiado ocupada apartando.... moscas de mi – añadí con cierto retintín – así que aún no he dado con él... - aclaré, dedicando un segundo a mirar a mi alrededor. Me obligué a esconder la hoja... si alguien me veía se podía ir todo al garete. Ya tendría tiempo... ya...

Pero ahora el tiempo jugaba en nuestra contra. Pasaba los minutos y se suponía que no habíamos estado hablando precisamente durante su descanso... Me separé levemente de él, observándolo fijamente, pensativa. Tenía que parecer que habíamos estado entretenidos en otros quehaceres... Con un movimiento ágil, desabroché los botones de su camisa, aunque sería más correcto decir que los arranqué de un brusco tirón, y estos cayeron al suelo y se esparcieron a nuestro alrededor. Mis manos bajaron por su abdomen, dibujando su contorno, hasta alcanzar el filo de sus pantalones. Desabroché su cinturón y el botón del pantalón con una habilidad sorprendente. Mis manos volvieron a subir, hasta alcanzar su rostro y alborotar su cabello.

Después, alboroté también mi pelo y desaliñé un poco mi ropa, arrugándola y dándole el aspecto de habérmela puesto mal y con prisas.

- Si entras al local así, se lo tragaran... – comenté mientras mis ojos grises recorrían su figura y evaluaban su aspecto - Quizás para tu próximo descanso prefieras traerte a una chica más... solicita y así no tengas que fingir - añadí como el que no quiere la cosa.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Lun Mayo 31, 2010 10:19 pm

Suspire ante su repentino cambio a la letal forense que ya conocia. Note un escalofrio cuando la hoja del brazalete recorria mi espalda causando una cierta molestia en mi piel, al final la afilada hoja se separo y suspire algo mas tranquilo.

- Al menos te controlas un poco... tienes que actuar un poco mejor...-Asi que de momento no habia ni rastro del asesino, tampoco tenia esperanzas de que lo encontrasemos a la primera, suspire, la proxima siguiente hora y media al menos ya sabia en quien tenia que poner la vista.. Si necesitas ayuda con los moscardones respondo al nombre de Alberto Gambino.-

Desarreglo mi ropa con rapidez desabrochadnome la camisa y el pantalon y revolviendo mi ya de por si revelde pelo, despues hizo lo propio con la suya aunqeu el resultado fue que estaba mucho mas apetecible que antes.

- Creo que en mi descanso escogere a la misma chica, me gusta el riesgo y las chicas dificiles.-Sonrei socarronamente y antes de dejarle contestar o de que me atravesase con la ho ja de su brazalete la cogi por la cintura atrayendola hacia mi y la volvi a besar mientras caminaba hacia la puerta trasera, la abri de una patada y deje de besarla para adentrarnos en el local, la discrección era esencial, por el camino volvimos a encontrarnos con la madame.

- Parece que os lo habeis pasado bien chicos.- dijo con ojos picaros a traves de sus gafas tras comprobar nuestras desaliñadas ropas.

- Es una chica muy fogosa.- Dije mientras me abrochaba el pantalon y sacudia la cabeza.-- Creo que se convertira pronto en la estrella del local.-

- Jeje, eso ya lo veremos, despidete de la chica Alberto, quisiera hablar contigo.- La madam se dio la vuelta hacia su despacho, un par de putas se dirigian hacia los privados con un hombre bastante contento.

- Si señora. Nos volveremos a ver...- Le sonrei a Enyel con mucho gusto y antes de alejarme le di un pequeño azote en el culo desde abajo lo que hizo que la palmada se colase por debajo de la falda golpeando el culot de encaje que llevaba y la levantase al retirar la mano, su mirada en ese momento fue lo mas cruel y sanguinario que habia visto en mucho tiempo, sin hacerle caso persegui a la madam haber que queria de mi.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Lun Sep 13, 2010 11:06 pm

Apreté tanto los puños que sentí como gotas de sangre resbalaban por las palmas de mis manos y caían al suelo. Vale, acababa de añadir el nombre de cierto licántropo a mi lista de “gente a la que, primero torturar, luego cortar en pequeños pedazos y finalmente terminar echándoselo de comer a los peces”. Y, no solo eso, sino que encabezaba la lista, con “honores”.

Se me pasaron por la mente toda clase de malas ideas, y bien poco me importaba que estuviese allí la dueña del local, tenía toda la intención de cometer una estupidez... cuando una mano se cerró sobre mi brazo y tiró de mi. Desvié la mirada de Growin y al girarme la chica que me había agarrado retrocedió un poco asustada por mi cara de pocos amigos. Intenté relajar el gesto y esbocé una sonrisa algo tensa.

- ¿Qué pasa? - pregunté intentando parecer amable, aunque me había quedado un poco forzado. Ésta se acercó para susurrarme algunas palabras al oído. Por lo que se veía, un tipo con cierta importancia quería conocerme. Suspiré largamente y compuse una expresión serena. Miré hacía atrás y Growin ya había desaparecido con la dueña, así que opté por dejarlo para luego.

Antes de llegar hasta ese tipo, me dirigí a la barra y me tomé un par de whiskys en pocos tragos. Me habría gustado no tener demasiado alcohol en vena pero... realmente lo necesitaba. El ardor que me recorrió la garganta resultaba sumamente agradable.

Me alejé de la barra y seguí leyendo la mente de la clientela mientras avanzaba en busca del tipo, aunque cada vez me costaba más trabajo y comenzaba a sentirme un tanto mareada... puede que también las bebidas tuviesen algo que ver. El hombre en cuestión iba muy bien trajeado, casi parecía una persona decente, si no fuese porque sus pensamientos distaban mucho de ello. Se acercó con pose autoritaria e intentó darme un beso a la fuerza, como si fuese un mero juguete. Ese fue el detonante... y lo que había intentado reprimir hasta ese momento se me escapó de las manos de la manera menos adecuada. Le arreé un fuerte puñetazo en el estómago e inmediatamente después solté un "Auch!", a mi también me había dolido, pero no tanto como a él. Éste se inclinó hacía delante llevándose las manos hacía la zona golpeada, presa del dolor, cosa que aproveché para rematarlo... tomando su rostro entre mis manos y alzando la rodilla para darle en la cara con ella, rompiéndole la nariz...

Lo había dejado totalmente k.o. “Mierda....” pensé cuando me percaté de lo que había hecho, y de lo que eso suponía... acababa de mandar al garete mi “control”. Tal vez me había pasado un poco... Por suerte, el lugar estaba tan mal iluminado, la música tan ensordecedora y la clientela tan borracha que ni se percataron del incidente, al menos por lo pronto.

Tomé al hombre por la cintura, pasé un brazo suyo por encima de mis hombros y lo arrastré hacía los lavabos, fingiendo que el tipo se encontraba mal e iba a echar todo lo que se había comido de un momento a otro. “Algunos no saben beber” le había dicho a la chica que me había avisado ante su mirada interrogante cuando pasamos tambaleándonos a su lado. Una vez en el servicio, lo senté sobre la tapa de un retrete y cerré la puerta, dejándolo allí. Me limpié la rodilla de su sangre y salí como si allí no hubiese pasado nada. Debía darme prisa, en cuanto el tipejo se despertase me caería una buena bronca y el despido... seguramente.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Mar Sep 14, 2010 10:53 pm

Acompañe a la Madam a su despacho pasando por al lado de algunas de las chicas a las que sonrei con picardia. El despacho de la madam se notaba bastante ostentoso y recargado. La vieja no tardo en dejarse caer en su sillon de piel mientras suspiraba de alivio y se quitaba las gafas.

-Mas sabe el diablo por viejo que por diablo querido.- Aquello me tomo por sorpresa, la madam habia centrado su vista en mi, parecia 20 años mas vieja de lo que era.

- No se a que se refiere señorita.- Intente mantener mi fachada aun que algo me daba que no iva a durar mucho.- Oh vamos cariño. Una de mis chicas falta al trabajo y un par de dias despues mi segurata recibe una paliza y tengo un segurata nuevo y una chica la mar de mona sustituyendola.-

Nuestra fachada al garete genial, quizas si hubiese convenido ser ams discretos y entrar a trabajar dias diferentes.- Bueno, seguro que usted tiene decenas de chicas monas queriendo entrar a trabajar aqui...-

La madam movio la mano negativamente. - Chico chico chico, me da igual, mientras mi negocio no resulte dañado me da igual, si eso ayuda a que ninguna de mis chicas vuelva a desaparecer adelaante...- La madam tosio secamente.- Esta bien... esto señora... necesitaria hablar en privado con su nueva chica, ya sabe, me apetece desfogarme, 10 minutos no son muchos que digamos... y el local parece tranquilo...-

- Claro claro... dejare una habitacion libre para que disfruteis, pero no puedo apagar la camara... una pena que no graben audio...-

La madam y yo salimos de su habitacion y esta detuvo a una chica que pasaba por al lado.
- Querida, traiga a la nueva ¿vale mi amor?

5 minutos despues aparecio enyel en el pasillo fingiendo ser amable y cordial con todos. - Querida, querida. Nuestro guardia esta exahusto y no podemos dejar que nuestro apuesto protector. Por favor... acompañalo a una habitación que acaba de quedarse libre y haz todo lo que te diga para que se pase su agotamiento.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Dom Sep 19, 2010 4:27 pm

Una nueva chica me indicó que volvían a buscarme. Rodé los ojos imaginándome que el baño volvería a disponer de otro “bello durmiente” en sus cómodas “dependencias”. Sin embargo, mi sorpresa fue especialmente notable cuando vi de quien se trataba. Growin... Logré disimular esa sorpresa y mudar la expresión por un rostro sereno y amigable. ¿Para qué diablos me necesitaba? Esa era una buena pregunta. Aún no era el tiempo de su “descanso” y no parecía que hubiese dado con el asesino. ¿Entonces...? Decidí que ya habría tiempo para las preguntas cuando estuviésemos a solas y me centré en mantener una fachada que se tambaleaba como un castillo de naipes... amenazando con volver a venirse abajo por segunda vez en aquella noche.

- Por supuesto... - dije esbozando una sonrisa amable ante las palabras de la dueña, mientras hacía crujir uno tras otro todos los dedos de mis manos, aparentemente de manera distraída. Mi mirada, sin embargo, distaba mucho de ser especialmente amable y se clavaba en Growin como un cuchillo bien afilado.

La chica encargada de venir en mi busca nos guió a través de unas escaleras que ascendían hacía la planta superior del local. Una vez allí, nos condujo por un pasillo repleto de puertas a ambos lados, hasta la nuestra que se ubicaba prácticamente al fondo. Nos dedicó una mirada cómplice acompañada de una sonrisilla y la abrió, revelando una estancia amplia, bien decorada y ordenada.

- Toda vuestra – dijo sonriente antes de retirarse a seguir cumpliendo con sus quehaceres.

Entré sin pensármelo demasiado y recorrí con la mirada toda la habitación, quedándome con el lugar mientras mi mente se cargaba de malas ideas. Sin embargo, mi mirada quedó atrapada en la cámara que colgaba del techo y frené mis impulsos de cometer alguna barbaridad. Chasqueé la lengua con disgusto y suspiré amargamente.. estaba siendo una noche especialmente larga. Entonces, reparé en la puerta de un lateral y me encaminé hacia ella rauda. Al abrirla, pude constatar que se trataba del baño, uno bastante bien equipado, a decir verdad. Busqué con la mirada y sonreí ampliamente al no encontrar ninguna cámara. Me giré y encaré a Growin desde el baño, lejos del alcance de la cámara, con los brazos cruzados y una expresión de pocos amigos.

- ¿Qué ocurre? ¿Por qué estamos aquí? - exigí saber con el ceño ligeramente fruncido. Me era francamente imposible ocultar mi mosqueo, y tampoco tenía ninguna intención de hacerlo, para ser sinceros.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Lun Sep 27, 2010 9:08 pm

Suspire cuando entro a la habitacion, ya habia asumido que me iva a llevar algun golpe o quizas un corte con ese brazalete suyo, pero debia hablar con ella, cuando se planto en la puerta del baño nege y volvi a suspirar.

- Tranquilizate, tenia que hablar contigo, por suerte estas habitaciones estan insonorizadas y las camaras no recogen audio...-Me hacerque al minibar y saque un par de vasos y una botella de tequila cerre la puerta con el pie mientras hablaba..- Hay nuevas circunstancias que requieren... nuevos metodos de actuación, veras, la vieja madam al parecer no es tan tonta como aparenta debido a su gran adiccion a la coca.-

Pense en quitarme la camiseta para que no me rompiese la ropa pero eso seguramente la pondria mas furiosa, llene los vasos con tequila y con los vasos en una mano y la botella en la otra me dirigi hacia ella rodeando la cama.

-Si lo que quieres es que no vean como me clavas la hoja del guantelete te recomiendo te alejes un poco mas de la puerta o te metas en el jacusi.-Llegue hasta donde estaba ella y avance unos pasos para meterla dentro del cuarto de baño, seguia mirandome con aquella mirada leta, levante los vasos y el tequila con una media sonrisa.-¿Nos tomamos un traguito juntos antes de que me apuñales?
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Sáb Oct 02, 2010 4:31 pm

Se me escapó una mueca de sorpresa al oír sus palabras referentes a la dueña del local. Ella lo sabía... lo sabía. Y no estaba segura de si aquello suponía un inconveniente, o una ventaja. Aunque, tal vez no debiese preocuparme por el tipo que “dormía” en los lavabos en ese caso... tal vez no fuese del todo malo...

Corté el hilo de mis pensamientos al ver como él se acercaba, con las manos cargadas. Esbocé una sonrisa un tanto maliciosa ante sus palabras y no opuse resistencia cuando me obligó a retroceder, hasta quedar totalmente dentro del baño.

Observé su rostro con fiereza, sin ningún resquicio de amabilidad, de simpatía, sintiendo deseos de golpearle, sin embargo, canalicé esa ira hacía la puerta que daba entrada al baño. La cerré de una brusca patada y el portazo retumbó por toda la habitación, propagando su eco y haciendo temblar levemente el mobiliario y la decoración. Ambos quedamos “atrapados” en el interior del cuidado baño, lejos de las miradas indiscretas que pudiese agolparse al otro lado de la cámara.

Mi mirada bajó de su rostro a sus manos, las cuales sujetaban dos vasos y una botella de tequila. Le arrebaté un vaso y me bebí su contenido de un trago único. Alcé la vista para observarle mientras separaba mis dedos y el vaso caía, hasta estrellarse contra el suelo y romperse en mil pedazos. Entonces le quité el otro vaso e hice exactamente lo mismo. Recorrí con un dedo su pecho y volví a sentir el deseo de hacerle daño, de clavarle la hoja y reducirlo a un montón de carne amorfa y sangrienta.

- No voy a apuñalarte... eres demasiado grande para arrastrar con tu cuerpo sin ser vista – dije seria, como si estuviese hablando completamente en serio.

Me obligué a caminar varios pasos hacia atrás y tomar algo de distancia. En aquellos momentos no me guiaban buenas intenciones y realmente no deseaba complicar las cosas más. Apoyé una mano sobre el lavabo y suspiré largamente, intentando recobrar la calma. Necesitaba concentrarme.

- Dime que es exactamente lo que sabe la dueña – dije en un intento por volver a encarrilar las cosas, mientras observaba de reojo el irreconocible reflejo que me ofrecía el espejo situado sobre el lavabo. Mi reflejo.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Sáb Oct 02, 2010 5:16 pm

Le heche un trago directamente a la botella ya que ella me habia arrebatado los dos vasos, despues mientras ella se alejaba de mi me apolle en la puerta que tan injustamente maltratada habia sido.

- Obviamente no sabe ni quienes ni que somos, ni lo que estamos haciendo.- Le hablaba despacio como se habla a una fiera peligrosa y a punto de atacar.- pero si qeu sospecha que estamos aqui por la chica desaparecida.-en ese momento el recuerdo de eli hizo que mi voz se truncase, dejando un hueco vacio silencioso.

Movi la cabea para apartar esos pensamientos de mi cabeza y continue hablando.- Dice que si lo que hacemos ayudara a que ninguna otra de sus chicas desaparezca que nos da... digamos... carta blanca, aunque supongo que si hacemos algo que repercuta en el negocio no le agradara tanto.

Me encogi de hombros y alce la vista hacia enyel.- Y esa es nuestra nueva situación, nos han descubierto epro de momento la madam guarda silencio, si seguimos como hasta ahora, pasando desapercibidos no creo que tengamos problemas con ella.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Dom Oct 03, 2010 9:49 pm

Lo escuché en silencio, recopilando toda la información que me ofrecía, y asentí cuando concluyó de hablar, intentando ordenar mi caótica mente. Me giré, con ambas manos apoyadas en el lavabo, y me quedé mirando mi imagen en el espejo, pensativa. Necesitábamos atrapar al asesino, a ser posible esa misma noche. No me veía capaz de aguantar otro día en aquel antro del demonio. No, definitivamente no. Pensé en hablar con la dueña, cuestionarle por algún sospechoso, pero tal vez ella tuviese sus propias preguntas y no quería revelar nada sobre mi, al menos no por el momento... Debía volver a mezclarme con la clientela... cosa que, de solo pensarlo, hacía hervir mi sangre.

Necesitaba tranquilizarme, recobrar la calma, lograr controlarme antes de salir de aquella habitación. Solo esperaba no llegar a mi límite antes de dar con él... aunque, primero debía solucionar un pequeño inconveniente.

-Quizás tengamos un problema – dije sin apartar la vista del espejo – hay un hombre inconsciente en el baño de caballeros... - pronuncié la última palabra con desagrado, luego guardé un momento de silencio, mientras cerraba la mano con la que lo golpeé y sentía que aun se encontraba resentida por ello – yo lo... invité a dormir – concluí, sintiendo como un calor molesto me recorría el cuerpo, a causa de la tensión que me invadía.

Abrí el grifo del lavabo y me quedé unos instantes mirando el agua caer, como eclipsada. Dejé escapar un suspiro y tomé una toalla, para mojar una parte con el agua. Luego me pasé la parte empapada por el cuello, retirando mi pelo hacia el lado contrario y cerrando los ojos de puro alivio. El agua fría resultaba sumamente agradable y me ayudó a recobrar parcialmente la calma.

- ¿Podrás “convencerlo” para que se marche sin armar jaleo? - le cuestioné, abriendo los ojos y girándome hacía él mientras intentaba pasar la toalla por mi espalda.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Dom Oct 03, 2010 10:29 pm

Genial, asi que habia apalizado a un hombre en el baño de caballeros, al parecer mi principal trabajo iva a consistir en salvaguardar los clientes de enyel y no al reves,y sinceramente, no sabia cual era mas peligroso...

- Esta bien... pero con una condicion...- Me despegue de la puerta y avance hacia ella quedandome a menos de un palmo de distancia de ella.- Seria posible...- empece a decir mientras la miraba, estaba quieta como congelada y con una mirada que presaguiaba un gran golpe si hacia algo indebido.- Que tu...- Mis manos la rodearon.- Evitases... como decirlo...- Cogi la toalla que intentaba pasarse por la espalda.-¿Darme mas trabajo del que me corresponde?- Y despues de escurrirla para quitarle el exceso de agua empece a mojarle la espalda.

- Se que tienes el trabajo mas dificil de los dos, y que esto debe resultar muy duro para ti.-Deje de mojarle la espalda y acerque la toalla a su rostro.- Pero tengo que pedirte que te controles, por Eli. para coger a ese malnacido.-Mientras hablaba iva deslizando la toalla por su mejilla.- Por que no volveremos a tener una oportunidad como esta.-

Deje caer la toalla al suelo y me gire dirigiendome a la puerta.- Estare en la cama, puedes tomarte algo de tiempo para tranquilizarte.-Abri la puerta con cuidado y la cerre despues de salir, me heche en la cama con la mirada perdida en el techo, verdaderamente teniamos que coger a ese hijo de puta, y si esto no funcionaba reduciria este maldito antro a cenizas.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Lun Nov 01, 2010 6:45 pm

Él se acercaba... nuevamente se acercaba. Reprimí el impulso de dar un paso hacía atrás para rehuir su proximidad, temiendo no ser capaz de controlar mis impulsos, la agresividad que dominaba mis actos, mis sentidos, mi razón. En su lugar, permanecí inmóvil, expectante, como petrificada. Mi mirada, penetrante e intensa, insinuaba una advertencia. Aquello podría terminar mal... mi paciencia había llegado a su límite, y no solo eso, sino que lo había rebasado, pisoteado y destrozado. Sin embargo... perpleja me dejaron sus acciones, sus palabras, la expresión de su rostro. No le guiaban las mismas intenciones que antes, al menos no aparentemente,... parecía, parecía que al fin se había puesto serio.

Mi cuerpo se estremeció al sentir la toalla deslizarse furtivamente por mi espalda, guiada por las manos de él. Cerré los ojos, saboreando aquella sensación mientras oía sus palabras filtrarse y revolotear por mi mente. Los volví a abrir cuando aquellas caricias frías se trasladaron a mi rostro, a mi mejilla. No pronuncié palabra alguna como respuesta a las suyas... me mantuve en riguroso silencio, simplemente dejando que él dijese todo lo que tenía que decir.

Un suspiro involuntario emergió de mis labios cuando terminó de hablar y la toalla abandonó mi rostro para caer al suelo. Alcé la mirada y me encontré con la suya, con dos ojos que me perforaban. Su expresión había cambiado... se había tornado ¿triste? Lo vi alejarse y cerrar la puerta tras de si. Y allí me quedé, de pie, inmóvil, con la cabeza hecha un lío, un desastre de pensamientos que no me conducían a ningún lado. Giré el rostro y contemplé la bañera, barajando la posibilidad de darme un baño. Salí de mi inmovilidad y abrí el grifo, dejando que el agua fluyera y comenzara a acumularse. Tardaría algunos minutos en llenarse... y no soportaba quedarme allí mirando, esperando.

De manera repentina, di varios pasos hacía la puerta y la abrí de golpe, enfocando mi mirada en la figura recostada de Growin. Me acerqué a la cama y me tumbé a su lado, boca abajo, con los codos apoyados sobre el colchón y la cabeza sobre mis manos. Ladeé el rostro y lo observé.

. Si realmente quieres que esto salga bien... intenta medir tus actos tú también – susurré, aunque no sonó como un reproche, sino más bien como un consejo – si vas a besarme, no quiero que sea por una estúpida actuación – agregué sin pensar realmente lo que estaba largando por la boca. Simplemente las palabras habían fluido y no había sido capaz de controlarlas. Suspiré y desvié la mirada hacía el baño, intentando calcular el tiempo que le quedaba antes de el agua se derramase por el suelo.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Miér Nov 03, 2010 10:52 pm

La puerta se abrio de golpe y oi los pasos de Enyel acercandose directamente a la cama. ¿Habia cambiado de opinión y venia a apuñalarme? El sonido del agua cayendo indicaba que estaba llenando la bañera, si, esa seria buena idea, asi se relajaria finalmente.

La cama movio cuando se tumbo encima, yo aun contemplaba el techo ensimismado, un selincio me indicaba que seguramente estaba observandome, hasta que por fin rompio el silencio.

Parpadee un poco ante sus ultimas palabras, despues solte una pequeña carcajada y sonrei, gire la cabeza para mirarla, estaba tumbada boca abajo, apoyada en las manos y observando ahora el cuarto de baño.

- Pero dime Enyel...-Aproveche para recostarme hacia su lado e incorporarme un poco.- Quien te ha dicho a ti-Me interrumpi baje la cabeza y la bese por sorpresa, rompiendo el contacto tras unos segundos.-Que yo estoy actuando.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Jue Nov 04, 2010 8:45 pm

Sus palabras me dejaron, por un instante, totalmente fuera de juego. Realmente no me esperaba una respuesta así... y menos aún el gesto que las acompañó. Volvía a besarme, con la diferencia de que en esta ocasión no había nadie al que engañar, al que hacer creer que realmente trabajaba de eso... o tal vez si. Alcé levemente la vista y miré la cámara, que seguía imperturbable pegada al techo cual lapa. Hubiese hecho un pacto con el mismísimo diablo para destruir aquel maldito artefacto... reducirlo a menos que cenizas. Pero, aún con eso, no pude contenerme y permanecer inmóvil...

Segundos después de que él concluyese de hablar, me puse de rodillas y posé mis manos sobre su pecho, empujándolo hasta que volvió a quedar tumbado sobre la cama. Entonces, me posicioné sobre su abdomen, colocando una rodilla a cada lado de su cuerpo y me incliné hacía delante, quedando a pocos centímetros de rozar su rostro con el mio, sin retirar las manos de su pecho. Mi cabello cayó hacia delante cual oscura cascada, ocultando parcialmente mi expresión, inusualmente seria.

-¿No actuabas? - inquirí con una ceja arqueada - Vaya, pensaba que los verdaderos besos de los licántropos eras más... pasionales... más intensos... e inolvidables - murmuré esbozando una media sonrisa, no libre de una evidente malicia.

Volví a acordarme de la cámara que nos vigilaba, chasqueando la lengua con disgusto y deseché la idea de seguir con aquello. Le dediqué una mirada intencionada antes de apartarme, quitándome de encima. Me puse en pie y comencé a dirigirme hacía el baño, temiendo que el agua cayese finalmente al suelo si seguía distrayéndome...

- Tal vez debieses ver si el tipo del baño ya recobró el conocimiento... - pronuncié, deteniéndome un momento para girar el rostro y observarlo por encima de mi hombro.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Miér Nov 10, 2010 6:28 pm

Sonrei medianamente, cuando se puso encima de mi y se acerco tanto, su pelo me rozaba las mejillas produciendome un agradable cosquilleo.
-Oh... cuanto daño han hecho las leyendas.-Se retiro de encima mio despues de hecharle una mirada a la camara de seguridad y se dirigio al baño, quedandose unos momentos en la puerta.

- Tal vez debieses ver si el tipo del baño ya recobró el conocimiento...- Negue con la cabeza mientras me reincorporaba y me atusaba la ropa. - Si.. sera lo mejor...- Me dirigi hacia la puerta mientras ella me seguia con la mirada, me volvi y sonrei.-Quizas ams tarde ponga a prueba ese dicho de los licantropos.-Le guiñe un ojo divertido y sali de la habitación antes de que pudiese responderme.

El hombre en cuestion estaba sentado en la taza frotandose la cabeza, parecia confundido, le sonrei amable.
- Por favor señor acompañeme...- El hombre se levanto despistado, tras lo cual lo llev a la salida, parecia tener algun tipo de contusion. Cuando volvia a entrar me encontre con la madam.

- Hola querido, ¿todo bien con tu amiga?- Su sonrisa falsa era mas que evidente.
- Si, muchisimas gracias por darme algo mas de tiempo.- La madam rio por lo bajo y se alejo, derrepente un olor extraño llego a mi nariz, un olor totalmente distinto al coctel de feromonas de los hombres y las colonisa de las chicas. mire a mi alrededor pero no vi nada extraño, tendria que avisar a Enyel asi qeu me dirigi de nuevo hacia el cuarto.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Sáb Nov 13, 2010 8:17 pm

Observé en silencio como Growin abandonaba la habitación. Solté un largo, larguísimo, suspiro y me adentré en el baño, cortando el agua del grifo. La bañera estaba prácticamente llena hasta el filo. Observé el agua pensativa, tentada de sumergirme y olvidarme por un momento de todo... pero no pude. No podía desconectar... no en esos momentos. Abandoné el baño con toda la intención de bajar y seguir buscando, cuando apoyado sobre la puerta de la habitación se encontraba un hombre, cruzado de brazos y con una sonrisa perfilada en sus labios.

- ¿Ya te marchas? Yo creo que no... - dicho esto, y con una velocidad endiablada, se colocó justo delante mía y me empujó mandándome de nuevo hacía el interior del baño. Fue tan brusco que choqué contra la pared del fondo y al caer me di con la frente contra el lavabo.

- Mierda – mascullé, llevándome una mano hacía la frente y soltando un siseo de dolor. Comencé a leerle la mente desde el suelo y descubrí que aquel hombre no solo era al que había estado buscando... sino que lo sabía... sabía quien era yo y que estaba haciendo allí. Cosa que me hizo soltar una maldición.

Me había abierto una brecha en la frente con el golpe que comenzó a sangrar abundantemente. El vampiro se quedó por unos instantes contemplando como hipnotizado la sangre mientras recorría mi rostro y comenzaba a gotear sobre el suelo, antes de ser incapaz de controlarse y abalanzarse sobre mi para saciar su sed. Me puse rápidamente en pie y retrocedí, tropezando y cayendo de espaldas a la enorme bañera que tenía detrás. Por un momento me vi totalmente sumergida bajo el agua y fue el mismo vampiro el que me alzó, agarrándome por los hombros... pero no para que no me ahogase precisamente, sino para hundir sus fieros colmillos sobre mi cuello, perforando mi piel. Di varias bocanadas de aire y se me escapó un grito casi al unisono... Extraje la hoja del brazalete temblorosa y se la clave en la nuca, profundizando todo lo que me fue posible con una ira palpable...

Y entonces comencé a sentirme mal, terriblemente débil. En mi cuello se originó un dolor punzante, intenso, sumamente doloroso, que comenzaba a extender poco a poco por el resto de mi cuerpo... y no era por el hecho de haber sido mordida. Ya me habían mordido con anterioridad y nunca había sentido algo así...

El vampiro no tardó en arrancarse la hoja de su nuca, mascullando y soltando todo tipo de improperios, para luego comenzar a carcajearse mientras escupía sangre por la boca.

- Vaya, eso fue inesperado – comentó, relamiéndose la sangre de sus labios con un gozo evidente.

Temí que volviese a morderme para recuperarse de la herida, pero... no lo hizo. Permaneció un poco alejado, observándome divertido. Yo me encontraba sentada dentro de la bañera, con medio cuerpo sumergido en el agua que se había tornado de un rojo carmesí, mezcla de ambas sangres.

- No querida, no voy a volver a beber de ti...no con mi veneno recorriendo tus venas – reveló como si intuyese lo que había pensado... y entonces lo entendí todo de golpe... el veneno que había matado a la chica... y luego a mi rata... era el mismo que ahora devastaba mi cuerpo. Intenté mascullar algo pero no pude - y lo mejor de todo es que no existe antídoto – soltó una carcajada estridente – bueno... si que existe, pero es muy difícil de conseguir – añadió mirándome con desdén – morirás antes de obtener algo semejante... porque, solo el poder regenerativo de la sangre de los licántropos puede salvarte... - volvió a soltar otra carcajada y se puso cómodo, setándose sobre la tapa del wc, a la espera de que mi vida expirase para asegurarse de que no volvía a perseguirlo... Tenía la intención de bajar y alimentarse para sanarse justo después...
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Dom Nov 14, 2010 3:20 pm

Mientras me acercaba a la habitacion notaba como aquel olor con mas intensidad cosa que me ponia bastante nervioso, derrepente un grito de dolor cruzo todo el puticlub, me quede parado en shock, no solo se me habia pasado el tipo, si no que ademas estaba con ella. gruñi de furia mientras empezaba a correr hacia la habitación mientras me transformaba durante la carrera, fui explotando las luces mientras pasaba por ellas y, en un momento dado cuando pase por al aldo de la caja de fusibles le propine un buen garrazo dejandola inservible, las luces se apagaron enseguida, algunas explotaron y otras simplemente parpadeaban entre chispazos.

Cuando por fin llegue a la habitacion atravese la puerta sin contemplaciones lanzandola sobre la cama en un estallido de astillas, la luz del cuarto habai explotado y solo la parpadeante luz del cuarto de baño iluminaba la estancia, justo debajo de la luz parpadeante, sentado sobre la taza del vater se halla el vampiro, el olor de la sangre de Enyel me llegaba inconfundiblemente. Avance hacia la luz mientras los restos de los cristales de la lampara se fracturaban a mi paso, mi espectral imagen alzo una garra hacia el vampiro y lo señalo con un dedo mientras gruñia.

-Vaya, que coincidencia, parece que tienes suerte.-El vampiro le hablaba a Enyel, aunque yo no la pudiese ver desde mi posición.-Anque primero tiene que estar vivo...- El vampiro se avalanzo sobre mi con una velocidad inaudita e impacto sobre mi cuerpo haciendome recular, sus dientes se clavaron en mi dura piel y comenzo a chupar como la sangijuela que era, rugi de dolor y lo arranque de mi cuerpo lanzandolo contra la pared, notaba un cosquilleo extraño donde me habia mordido pero le quite importancia, el vampiro se estello contra la pared pruduciendo que saltase la pintura y muchos ladrillos se rajasen, no em lo pense dos veces y salte sobre el, agarrandolo con las zarpas mientras atravesabamos la pared en el forcejeo se libro d emi agarre y clavo sus dedos en mi pecho queriendo llegar a mi corazon, sin embargo reaccione rapido y lo aparte de mi con un garrazo en la mandibula, sono un fuerte sonido a roto y el vampiro salio lanzado hacia atras, 5 agujeros en mi pecho indicaba que habia tenido mucha suerte.

La sangijuela se removia sacudiendo la cabeza momento en el cual me fije en la sangre de su cuello. Asi que Enyel habia conseguido herirle, esa seria una oportunidad que no desaprovecharia, la herida de mi pecho era de bastante gravedad pero por suerte las costillas habian parado el impacto. salte hacia el de nuevo pero fui demasiado impulsivo, se deslizo por debajo de mi y slato sobre mi espalda rasgando mi piel y volviendo a morderme, me lo intente quitar de la espalda volviendome violentamente y estampandome contra la pared pero estaba firmemente aferrado, torci los brazos para alcanzarlo y tantee mi espalda, su cuello aparecio bajo una de mis garras y note la herida que le habia hecho Enyel mientras el vampiro torturaba mi espalda arrancando piel y pelo por igual, meti sin compasion una garra en la herida y el vampiro se solto con un grito de dolor, manteniendo la presion el vampiro colgaba ahora de mi zarpa revolviendose , sin embargo cada movimiento aumentaba la herida, le gruñi mientras un hilillo de sangre caia de mis fauces y comenze a apretar su cuello, el vampiro se revolvio mas furiosamente arañando mi brazo, con un rugido de furia lo levante y aprete para despues bajarlo bruscamente contra el suelo.

volvi a la habitación aun con mi forma de licantropo para ayudar a mis heridas a curarse, me iva apollando en la pared y caminaba encorbado, cuando por fin llegue al cuarto de baño volvi poco a poco a mi forma humana, arrodillandome enfrente de la bañera meintras el dolor aumentaba conforme se iva pasando la adrenalina.

- Eh, forense de pacotilla, no pienso dejar que te mueras.- Escupi un poco de sangre al suelo y me acerque a ella.- ¿Un mordisquito de vampiro no ira a acabar contigo verdad?Meti las manos en el agua roja apra sacar a Enyel del agua haciendo que el agua se desboradse un poco mas la levante y la lleve torpemente hasta la cama donde la deje con todo el cuidado que pude, el marco de la luz del baño daba justa un poco mas de donde ella estaba asi qeu podia ver como se encontraba, ese vampiro le habia hecho algo.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Dom Nov 14, 2010 8:26 pm

Por unos terribles minutos un sentimiento horrible de angustia recorrió mi cuerpo. Casi no podía moverme... no podía intentar buscar a Growin, solo podía ser una espectadora de lo que me sucedía, de como mi cuerpo sucumbía y el veneno lo iba devastando, imparable, haciendo estragos por donde pasaba. El dolor me incapacitaba el pensar, el razonar. Y, conforme el tiempo transcurrían, los efectos se iban tornando peores, más dañinos, más dolorosos. Sentía el veneno como lava ardiendo recorrer mi piel y la ira incrementarse por no ser capaz de hacer nada, nada de nada. Sentía que me estaba dejando matar.

En algún momento durante aquel calvario me llegó una voz, pero no logré distinguir que me decía, ni siquiera era capaz de reconocerla. Sentí unos brazos alzarme. Intenté enfocar la vista pero no lo logré, solo veía una mancha borrosa, sin forma, sin contorno definido. ¿Era el vampiro? No.. no podía ser él... ¿Growin?

Me volvieron a soltar... no sabía donde, tampoco era que importarse. No estaba segura de que fuese él quien tenía a un lado, pero debía arriesgarme... no me quedaba de otra. Intenté alzar los brazos para cogerlo, pero hacerlo era tremendamente doloroso. Gruñí con fiereza mientras lo volvía a intentar, logrando alcanzarlo tras varios intentos. Pasé mis brazos por lo que creí sería su nuca, realizando un tremendo esfuerzo, y lo atraje hacía mi con necesidad, sin importarme si caía o no sobre mi. Mis labios buscaron ávidos su piel, su sangre... instalándose sin ser plenamente consciente de ello sobre su pecho y manchándose de aquel líquido que tanto necesitaba, para mi sorpresa, ¿estaba herido?...

- Gr.. o.. - siseé y gruñí casi al mismo tiempo, tosí y mi cuerpo convulsionó levemente – ne... ne... ito.. – no lograba pronunciar las palabras, me era francamente imposible.

No podía explicarle lo que estaba haciendo... ningún sonido emergía de mis labios distinto a los siesos de dolor cada vez que lo intentaba, por lo que solo podía confiar en que él a su vez confiase en mi, o al menos en que no me rematase.

Así que.. bebí... tomé su sangre, recorrí su herida con mis labios mientras le arrebataba el líquido carmesí como si fuese una maldita vampiro. Una sangre que comenzó a extenderse por mi cuerpo como si de un bálsamo reparador se tratase... erradicando poco a poco el intenso dolor que lo había torturado hacía tan poco tiempo atrás. Cerré los ojos y disfruté de aquella sensación que se propagaba por mi cuerpo, dejando de preocuparme por la posible reacción de él... que fuese lo que tuviese que ser.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Dom Nov 14, 2010 10:18 pm

Durante un rato permanecio quieta, despues empezo a mover los brazos, apenas si podia hacerlos temblar. Con lo qeu supuse seria un esfuerzo sobrehumano para ella tanteo el aire hasta alcanzar mi nuca, despues tironeo de mi hacia ella y yo segui su gesto , quedando sobre ella, note como se apretaba contra mi su cara, sus labios tanteaban mi cuerpo no sabia muy bien para que y unos extraños sonidos emanaron de sus labios, ¿mi nombre? ¿neto... neito? a pesar de que mi oido era mejor que el humano apenas yo alcanzaba a distinguir lo que decia y me resultaban incoherencias.

La abrace contra mi, no sabia que le habia hecho aquel maldito vampiro pero sentia que la estaba perdiendo, cerre los ojos, ojala no hubiese sido tan cabezota, ir desarmada a cazar a un vampiro... Derrepente note como poco a poco parecia hacerse mas fuerte, abri los ojos cuando senti su lengua en mi pecho ¡¡Estaba alimentandose de mi!!

Gruñi y me deshice de su abrazo mientras me volvia a transformar en licantropo, un vampiro neonato era algo peligroso, tendria que dejarla inconsciente y llevarla a ethernal para una sesion rapida de reajuste con roxanne. deje escapar un leve gruñido mientras me ponia en posición de saltar sobre ella a la mas minima señal, no pensaba dejar a una neonata suelta, por muy Enyel que sea.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Dom Nov 14, 2010 10:55 pm

No sabría precisar cuanto bebí... me había sumergido en una especie de transe, como hipnotizada al sentir la sangre de él propagarse a través de mis venas. Era... extraño, una sensación que nunca antes había experimentado. No era que me gustase el sabor de su sangre, pero tampoco me era desagradable... resultaba difícil de describir. Y, que él me estuviese abrazando solo contribuía a mejorar todo aquello...

Entonces, se separó de mi bruscamente, tomándome por sorpresa. Abrí los ojos y me incorporé un poco, no sin cierto esfuerzo, para observarlo. Toda aquella sensación dio paso a la incertidumbre que comenzó a invadirme. ¿Pretendía atacarme? ¿Realmente lo haría? No conocía la respuesta y no estaba segura de querer conocerla.

- Gro... - sonreí levemente al verlo transformado, a pesar de ser consciente de que podía hacerme daño con una facilidad abrumadora – si.. si quieres.. atacarme.. - fruncí el ceño, aún me costaba hablar, aunque no tanto como antes – no.. no vas a... encontrar... mejor oportunidad... que esta... - casi sentí alivio al terminar la frase.

Todavía la sangre de él no había conseguido eliminar el veneno del todo de mi organismo, aunque era cuestión de tiempo, o eso esperaba. No estaba segura de si necesitaba más sangre... aquello era nuevo para mi. Aunque, sentí como el proceso de recuperación parecía detenerse, frenar... ¿necesitaba más? Eso iba a ser difícil de conseguir... Suspiré y clavé mi vista en él, componiendo una expresión seria, bastante seria, de hecho.

- No.. no soy.. una vampiro – añadí finalmente. Mi corazón latía... con un ritmo frenético, casi enloquecido por todo lo acontecido, y mi respiración era agitada, irregular, sintiendo como si en ocasiones estuviese a punto de quedarme sin aire – necesito.. más – concluí, alzando un brazo tembloroso en su dirección.
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Growin el Dom Nov 14, 2010 11:24 pm

Me encontraba en una dificil situación, por un lado tenia la imperiosa necesidad de hacerle caso, notaba como respiraba y su olor no habai cambiado, sin embargo acababa de ser mordida y habia empezado a chupar mi sangre, deje escapar un bufido molesto y sacudi la cabeza, me fui acercando con cuidado hacia ella, parecia recuperarse pero ni me habia clavado los colmillos como lo habria hecho un neonato ni se habia abalanzado sobre mi tras separarme, me acerque con cuidado hasta quedarme a su lado, manteniendo aun mi forma licantropa, extendio sus brazos hacia mi intentando agarrarme, le cogi ambas manos con una sola garra y la voltee dejandola boca arriba, tenia el pelo mojado y pegado por todos lados, el top arugado y la minifalda se le habia descolocado, gruñi, habia grandes posibilidades de que me odiara por aquello, sin embargo lo hice.

Con la otra mano clave mis garras en la palma haciendo que un chorro de sangre saliese de ellas, tras volver a pensar y viendo como intentaba alcanzar el chorro movi la mano hacia su boca.
avatar
Growin
Profesor

Cantidad de envíos : 506
Fecha de inscripción : 06/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Enyel el Mar Nov 16, 2010 12:39 am

Fruncí el ceño y se me escapó un gruñido de protesta cuando me tomó las manos, inmovilizándolas y dejándome tumbada, como si realmente aún temiese que fuera a abalanzarse sobre él para clavarle los colmillos. Sabía que no me quedaba de otra que ser una chica “buena” si quería conseguir más sangre... pero, aun así... Joder, la necesitaba... así que me tragué mi parte rebelde y permanecí quieta, comportándome como rara vez hacía.

Él respondió clavándose las garras, cosa que me sorprendió, reflejándose en la expresión de mi rostro. No esperaba que me fuese a dar lo que le pedía. Es más, hubiese apostado a que no lo haría... y hubiese perdido. Su sangre goteó sobre mi rostro e inundó mi boca... un torrente de líquido carmesí. Volví a beber... y con ello los últimos restos del veneno se evaporaron, desaparecieron de mi cuerpo dejando en su lugar solo un amargo recuerdo, recuerdo que intentaría arrancar de mi memoria o ahogarlo en lo más profundo de ella. Sonreí y aparté el rostro, indicándole que no deseaba más sangre.

Fuera de aquella habitación, el interior de edificio era un auténtico caos. Con las luces fuera de servicio y los extraños ruidos que habían provenido de la planta superior, todo se había descontrolado. La clientela estaba revuelta, inquieta, alterada... y se mostraba desconfiada. Muchos no dudaron en marcharse, poniendo pies en polvorosa. Mientras que las trabajadoras corrían de un lado para otro sin saber que hacer realmente.

Pronto, pasos se escucharon por el pasillo, de personas que se movían con presura. Algunas parecían que no tardarían en pasar por delante del umbral de entrada a la habitación, la cual desde hacía algún tiempo lucía sin puerta.

- ¿Me sueltas? - pregunté, esbozando una media sonrisa, intentando no dedicarle una mirada desafiante que era lo que mi cuerpo me pedía hacer en aquellos instantes - ¿o prefieres que nos vean así? - añadí, girando el rostro hacía el hueco de la puerta de entrada. No estaba segura de quien, o quienes, se acercaban, pero lo cierto era que estaba cansada de aquello... deseaba irme, marcharme de una vez por todas de aquel local.

Aun existían cosas que explicar, debía contarle el motivo de que me hubiese comportado así, de que hubiese bebido de él... pero no era el momento, tampoco el lugar. En aquellos instantes solo deseaba alejarme de allí, daba igual hacía donde.

- Vámonos... - pedí en apenas un murmullo.. sabiendo que él podía oírme perfectamente. No deseaba enfrentarme a nadie más por aquella noche, ya tendría tiempo de saldar las cuentas después...
avatar
Enyel
Ciudadana & Dra. Muerte

Cantidad de envíos : 173
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Infiltrados

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.